ENCUENTRO BIZARRO CON DOS DESCOMUNALES REPTILOIDES EN UN DESCAMPADO DE ARGENTINA!

Para empezar debo dejar claro que lo que estoy por publicar es el relato no directo de los testigos si no el de un amigo en común que me conoce y me brindó esta información sin el consentimiento de estas dos personas ya que ellos mismos se negarían a hacerlo por el temor a quedar en un total ridículo.

Pero me considero en la posición de contarlo por lo impactante del caso y por decirlo de alguna forma, atraído y preocupado a pesar de estar muy al tanto de estos tipos de encuentros que se estuvieron dando por todo el mundo en estos años.

Correré el riesgo a la duda pero para eso estamos aquellos que de alguna forma dan el paso hacia lo desconocido, con la visión crítica y sin descalificar a los profesionales en el tema que de seguro tendrán la última palabra para calificar este extraño caso.

Esto sucedió en el año 2014, el mes era junio y por ese entonces era una fecha de intensos fríos en el gran Buenos Aires, el lugar del suceso fue en San Martin muy cerca de la Autopista del Buen Aire y casi pegado al río reconquista que separa a el barrio 1 de mayo de la base militar Campo de Mayo.

Como había dicho antes los testigos no quisieron dar datos personales así que le daremos un (Alias) para ubicarlos en los hechos.

Eran las 21:30 de la noche y nos encontrábamos en la esquina cerca de la casa de un amigo que esa tarde había estado con nosotros jugando un partido de fútbol, en un momento de la casa sale su madre llamándolo y este se hacerca y le pregunta que pasaba, su madre le comenta que su tío, se había quedado con la camioneta en la ruta del otro lado del río y necesitaba que lo ayudarán ya que el se encontraba solo y no quería dejar el vehículo en esa zona que era oscura y del paso muy transitado.

Nos pregunta si le podemos acompañar y entonces partimos hacia el lugar que no era muy lejos, estaba solamente a unos 800 metros de donde nos encontrábamos, cruzamos el río por el costado de la ruta y al poco tiempo pudimos divisar al tío de nuestro amigo parado junto a la camioneta, al llegar nos comenta su tío a los insultos que no sabia que diablos le había pasado al vehículo ya que no había forma de ponerlo en marcha.

Nos pregunta si podíamos quedarnos junto a la camioneta para el poder ir a buscar un mecánico conocido haber si lo podía ayudar a solucionar el inconveniente, obviamente que le dijimos que no había ningún problema entonces sale caminando y a unos pocos  metros llama a su sobrino y le pide que lo acompañe para ayudarlo a traer una caja de herramientas y se van juntos.

Ya para ese entonces eran las 22:15 de la noche y recuerdo como si fuera ahora mismo que hacía un frío tremendo, le digo a (Beto) que nos metamos dentro de la camioneta y sin dudarlo ni un segundo lo hacemos.
En un momento nos empezamos a dar cuenta de que se estaba levantando una espeza niebla y eso era normal en esa zona ya que estavamos muy cerca del río y en ese lugar alrededor nuestro había árboles y un descampado.

A unos 15 minutos de estar dentro de la camioneta nos dimos cuenta que ya no había tanto tráfico por la ruta y fue en ese momento que sentimos un fuerte sacudon y pensamos que algo había chocado con nosotros, bajamos inmediatamente y tratamos de ver a pesar de la intensa niebla que es lo que había golpeado al vehículo.
Dimos toda la vuelta alrededor del vehículo y no pudimos ver nada como para pensar que ese gran golpe lo había producido un ventarrón ya que esa noche no había viento, entonces pensamos que alguien nos quería hacer una broma para asustarnos pero al pasar los minutos nadie se hizo presente y fue entonces que nos metimos dentro del vehículo nuevamente.

Ya hasta ese momento habían pasado más de veinte minutos desde que nuestro amigo con su tío se habían ido y nos preguntamos cuanto tiempo mas se tardarían en regresar y fue en ese momento que algo golpeó el vidrio de mi ventana, fue tremendo el susto que me dio ya que esto se estaba tornando un poco incómodo y no quiero negar que me estaba asustando la situación.
En ese momento (Beto) habrío bruscamente la puerta de la camioneta y de inmediato fue empujado hacia dentro con un portazo del lado de afuera, no pude observar muy bien ya que los vidrios estaban empañados y trate de secarlos con la mano para observar mejor y fue en ese mismo momento que pude ver a dos figuras enormes parados junto al vehículo. 

Sin dudarlo estas dos personas o fueran lo que fueran medían  más de dos metros y medio de altura, eran enormes y de un color muy oscuro, no pude notar si llevaban algún tipo de ropa pero eran totalmente de un color verde oscuro.
(Beto) se había quedado mudo y paralizado pero yo intente limpiar más el parabrisas para verlos más claramente y fue en ese momento que uno de ellos puso casi la cara sobre el parabrisas, en una posición media encorvada me miró fijamente a mi y a mi amigo y fue ahí que (Beto) y yo pegamos un grito de terror.

Nunca olvidaré ese rostro en mi vida, les puedo asegurar que no hay nada en este mundo parecido a lo que vimos esa noche, con ese recuerdo puedo decir que ese rostro era como la de un lagarto con unos ojos muy amarillos y unos dientes muy afilados muy parecidos a los de algunos pescados, su piel era oscura de un color verdoso y escamosa.

Esta observación no duro más de 20 segundos ya que en ese momento una luz de un automóvil se acercaba justo de frente y este ser se dio la vuelta rápidamente para observar y saltaron hacia lo descampado perdiéndose entre la oscuridad y la niebla.

En ese momento nos damos cuenta de que el vehículo que se acercaba era el del mecánico junto con mi amigo y su tío, no salimos dentro hasta que ellos prácticamente nos habrieron la puerta, y nos preguntaron si estaba todo bien, se imaginan lo que siguió  después, bromas y risas y es hasta el día de hoy que se nos siguen burlando, pero nadie podrá convencerme de lo que vimos esa noche no era de este mundo.

Esta es la historia de (Beto) y (Matu) y a mi parecer, este se podría catalogar como un encuentro con seres reptilianos de los cuales se han dado en gran parte del mundo, sin más que su propia opinión los dejo a su juicio y con el respeto que también se le merece la aprobación de este hecho.

Fuente: Bizzarre Encounters 2017.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s